10.02. Dificultades para armonizar los reinados

Teniendo toda la información presentada en la tabla anterior, parecería fácil elaborar una cronología exacta del período de los reyes; pero muchas veces la ascensión de un rey al trono, fechada en determinado año de otro rey, no parece concordar con las informaciones dadas en cuanto a la duración de los reinados.

Diversos intentos por hacer armonizar los períodos y resolver las dificultades han dado lugar a tantas correcciones de los datos, a fin de hacerlos concordar con teorías individuales sin atenerse a los detalles del registro bíblico, que en la mayor parte de los casos el resultado ha sido una serie de conjeturas y no una cronología sistemática basada en fuentes documentales.

Pero el estudio reciente de los métodos cronológicos de las diversas naciones de la antigüedad, hecho con una multitud de documentos arqueológicos fechados de acuerdo con calendarios antiguos, ha demostrado que pueden ordenarse las informaciones presentadas en los libros de los Reyes, para formar una cronología razonable sin hacer los cambios drásticos aludidos.

Cuando se llega a los principios básicos de estos sincronismos en forma inductiva, a partir de los datos bíblicos, y se los aplica al problema, muchas de las supuestas dificultades desaparecen.

Después de haber visto (en la sección IX) los principios generales, y los métodos del cómputo de los años de reinado y sus aplicaciones específicas a los reyes hebreos, el próximo paso es explicar con ellos algunos de los puntos principales del esquema del período que se está considerando.

Evidentemente, en este resumen no se intentará hacer un análisis detallado de todos los reinados.

Las cuatro hipótesis generales se explican y aplican en las próximas entradas.