6.02. La conquista de la Canaán propiamente tal

En el año 41.º, de acuerdo con este cómputo del éxodo, Josué dirigió los ejércitos de Israel en varias campañas para subyugar la tierra que se extendía al oeste del río.

Sus fuerzas incluían un contingente de las tribus que se establecerían en el territorio de Transjordania, recién conquistado a los amorreos.

Durante esta guerra los israelitas no conquistaron completamente el país, porque no pudieron echar a sus habitantes de muchas de las ciudades bien fortificadas; tampoco pudieron retener muchas de las ciudades conquistadas en las primeras campañas. Sin embargo, subyugaron lo suficiente como para que se detuviese la oposición a su establecimiento.

Aún después de que Josué tomó "toda la tierra", y descansó "de la guerra" (Josué 11:23), dijo a los israelitas que quedaba "aún mucha tierra por poseer" (cap. 13:1).

La conclusión de la oposición armada y la división de territorios entre las tribus no equivalía a poseer realmente toda la tierra de Canaán.

Esto no fue logrado del todo sino en tiempos de David; pero la primera etapa se completó en pocos años.