1.11. Nuestro sistema de datación anterior a Cristo (AC)

Hoy día la mayor parte del mundo emplea las fechas de la era cristiana o está familiarizado con ella. Los años son numerados, aproximadamente, desde el tiempo del nacimiento de Cristo.

América fue descubierta en el año 1492. Esto significa "en el año de nuestro Señor de 1492". Es decir, 1492 años a partir del nacimiento de Cristo. Para ser más exactos, a 1492 años desde el punto asignado a la natividad por Dionisio el Exiguo - personaje del siglo sexto originador de este método de cómputo.

Sabemos ahora que este punto de partida tradicional no coincide en varios años con la fecha real del nacimiento de Cristo, pero eso no afecta la utilidad de esta escala de años para los fines de las fechas.

Cuando llegó a ser costumbre el datar los acontecimientos por el número de años desde el supuesto tiempo del nacimiento de Cristo, resultó conveniente datar los acontecimientos anteriores como tantos años "antes de Cristo" (con la abreviatura AC).

Así, para los propósitos históricos, los años del calendario juliano - en el cual se han computado las fechas en el mundo romano desde los días de julio César - se proyectaron hacia atrás, como si siempre hubieran existido así.

Por ejemplo, cuando decimos que el año primero del reinado de Nabonasar de Babilonia comenzó el 26 de febrero de 747 AC, queremos decir que comenzó en el día que hubiera sido llamado 26 de febrero si en ese tiempo hubiera estado en uso el calendario juliano, y en el año 747 anterior al año que más tarde fue numerado como el primero de la era cristiana.

Debe recordarse que los historiadores y los cronólogos han dado al año precedente a 1 DC la designación de 1 AC, y al anterior 2 AC, etc.*** sí como los años AC se proyectan "hacia atrás", es decir 1900 AC es seguido por 1899, 1898, 1897, etc., lo mismo sucede con los siglos: el siglo XVI AC va de 1600, a 1599 y hasta 1501; el siglo V va desde el año 500 hasta el 401 AC.

***Se debe tener en cuenta lo siguiente: Al computar un intervalo entre una fecha AC y una DC, el cálculo encuentra un tropiezo porque en la escala cronológica no hay ningun año que lleve el número cero, entre 1 AC y 1 DC. Por lo tanto, para facilitar os cálculos, los astrónomos usan un sistema ligeramente diferente. En vez de AC y DC, usan números negativos y positivos, numerando como "cero" al año que precede al año 1. Los números positivos son los mismos de los años DC, pero el cero (0) corresponde com 1 AC, -1 corresponde con 2 AC, -2 con 3 AC, etc.

De manera que, cuando un astrónomo habla de un eclipse en el año -567, se refiere al año que los historiadores y cronógrafos llaman 568 AC. (El número negativo siempre es uno menos que la correspondiente fecha AC. Los años bisiestos de 4 AC hasta el presente, se presentan en años cuyos números son divisibles por 4, pero antes de Cristo los años bisiestos son: 0, -4, -8, etc. Eso es: 1 AC, 5 AC, 9 AC, etc.) La numeración astronómica rara vez se encuentra fuera de las obras técnicas de astronomía. Los libros históricos y de referencia usan la escala AC-DC que no tiene el año cero, deficiencia que debe tenerse en cuenta al calcular intervalos entre fechas AC y DC.