7.02. Algunos períodos se superponen.

El registro indica claramente que algunos de estos períodos de los jueces y de servidumbre se superponen.

Los 20 años de Sansón están comprendidos en los 40 años de opresión filistea, pues se dice que "juzgó a Israel en los días de los filisteos veinte años" (Jueces 15:20).

Además, en relación con la afirmación de que los filisteos oprimieron a Israel durante 40 años (cap. 13:1), se predijo que Sansón solamente comenzaría "a salvar a Israel de mano de los filisteos" (vers. 5).

Así, si los 20 años de Sansón están comprendidos en los 40, el total se reduce de 410 más x a 390 más x.

Pero los 40 años de opresión filistea parecen haber sido simultáneos, al menos en parte, con los 18 años de servidumbre bajo los amonitas, porque se dice que "se encendió la ira de Jehová contra Israel, y los entregó en mano de los filisteos, y en mano de los hijos de Amón" (cap. 10: 7).

Luego sigue la descripción de la opresión amonita y de la liberación hecha por Jefté (caps. 10: 8 a 12: 7), y la enumeración de los tres jueces que le sucedieron, personajes de poca monta, de quienes se da poco más que la duración de su actuación como jueces, un total de 25 años (cap. 12: 8-15).

Después de esto, el cap. 13 vuelve a la opresión de 40 años de los filisteos para narrar la vida de Sansón, y cómo éste "comenzó" a librar a Israel de manos de los filisteos.
Así las Escrituras indican que la opresión filistea fue simultánea con la opresión amonita.

Los amonitas, que habitaban la meseta de Transjordania hacia el borde del desierto, pasaron con gran celeridad sobre las tribus orientales de Israel (a saber Gad, Rubén y la mitad de Manasés que vivían al este del Jordán) llevándose cuanto hallaron a su paso, y continuaron su pillaje durante 18 años. Finalmente invadieron el territorio de Judá, Benjamín y Efraín al oeste del Jordán (cap. 10:8, 9).

Los israelitas, acosados desde el este, no tuvieron oportunidad de emplear su fuerza unida para defender el oeste, donde los filisteos, en la parte sur de la costa marítima, incursionaban en Judá y Dan y amenazaban a las tribus occidentales.