5.00. Un problema relacionado con el cómputo de la fecha del éxodo

Ya se ha explicado claramente por qué el sistema AM de computar las fechas, que hace arrancar sus cálculos desde la creación y se basa en la suposición de que la serie genealógica está completa, es nada más que una conjetura.

Nos encontramos en una mejor posición para calcular las fechas hacia atrás, hasta el tiempo de los patriarcas, partiendo de períodos posteriores mejor conocidos, aunque esto tampoco da una certidumbre absoluta.

El período de 430 años que retrocede desde el éxodo hasta Abrahán ubica a ese patriarca en la escala AC con el mismo grado de certidumbre que se le puede atribuir al año del éxodo, dependiendo de cuál de varios métodos se utilice para calcular la fecha AC para ese acontecimiento.

Desde el éxodo, los 40 años de peregrinación se han numerado en forma consecutiva, por lo cual constituyen un período definido; luego en la conquista de Canaán y en la época de los jueces hayvarios períodos, algunos de los cuales evidentemente se superponen.

Si la información fuera completa y exacta a lo largo de los reinos de Judá e Israel, hasta el punto cuando la línea de las fechas de la Biblia se une con las fechas de la historia antigua, entonces serían incuestionables las fechas AC del éxodo y de muchos otros sucesos.

Pero aun entre los que aceptan los datos de la Biblia como correctos, hay diferentes opiniones en cuanto al período de los jueces, por ejemplo, y los entrelazamientos algo complicados de los reinados de ambos reinos.

Aunque aceptemos lo que parece ser una cronología razonablemente factible, basada en las declaraciones temporales de la Biblia, no nos definiremos dogmáticamente en esto.

Sobre este tema no se ha dicho la última palabra, pues futuros descubrimientos podrían aumentar nuestro conocimiento exacto de esos tiempos antiguos.

La fecha AC del éxodo, presentada en este blog, ha sido elegida entre muchas auspiciadas por diferentes eruditos, porque parece ser ahora la mejor explicación de los datos de la Biblia en relación con la información que se puede conseguir, y armoniza con la cronología que cubre el período de Israel y Judá.

A fin de justipreciar esta fecha del éxodo, esbozaremos un breve bosquejo del marco histórico de Egipto como introducción a un breve estudio de las teorías del éxodo, junto con un resumen de las dificultades de cada una y las razones por las cuales se elige la fecha del siglo XV.