8.03. 1 Samuel 13:1

"Había ya reinado Saúl un año; y cuando hubo reinado dos años sobre Israel, escogió luego a tres mil hombres de Israel, de los cuales estaban con Saúl dos mil en Micmas y en el monte de Bet-el, y mil estaban con Jonatán en Gabaa de Benjamín; y envió al resto del pueblo cada uno a sus tiendas" (1 Samuel 13: 1, 2 RV -1960).

Había ya reinado Saúl un año.
El significado de este pasaje de las Escrituras no es claro, como lo reconocen todos los traductores y comentadores.

La BJ comienza este versículo con puntos suspensivos acompañados de un asterisco. En la nota de pie de página correspondiente al asterisco se lee: "El hebr. se traduciría: 'Saúl tenía un año cuando llegó a ser rey y reinó dos años sobre Israel', lo cual es absurdo". (Acerca de la forma de expresar la edad en hebreo, véase PRINCIPIOS DE LA CRONOLOGÍA HEBREA; también La forma de expresar la edad).

Desde los días de las primeras versiones de la Biblia, este texto ha sido un enigma para los traductores.

En los primeros ejemplares de la LXX se eludió la dificultad omitiendo todo el versículo.

Los targumes lo parafraseaban de esta manera: "Saúl era tan inocente como un niño de un año cuando comenzó a reinar".

La Siriaca lo presenta así: "Cuando Saúl había reinado uno o dos años".

Al igual que las traducciones anteriores del texto, la de la RVR es una paráfrasis que no nos da el hebreo como lo tenemos hoy en día, sino lo que los traductores pensaron que había sido el texto original hebreo.

La RSV recurre a dos omisiones: "Saúl tenía ... años de edad cuando comenzó a reinar; y reinó ... y dos años sobre Israel".

Algunos comentadores están de acuerdo en que sin duda éste es un ejemplo de una omisión producida en el proceso de las copias, aunque nadie puede decir en qué tiempo de la transmisión del texto pudo haber ocurrido esa omisión.

Si el texto hebreo existente es el resultado de una omisión, resalta como evidencia del cuidado y minuciosidad de los copistas posteriores mientras se dedicaban a su tarea de producir nuevos manuscritos, pues no introdujeron ninguna modificación en el texto mismo sino que lo dejaron como lo encontraron, aunque su significado era oscuro.

Poco se ganará haciendo conjeturas. Sin embargo, podría darse una explicación provisional. La forma de la declaración que estamos considerando corresponde con exactitud con la fórmula usada comúnmente por los escritores bíblicos al dar la edad de un rey cuando comenzó a reinar y la duración de su reinado. La fórmula correspondiente para David aparece en 2 Samuel 5:4 (ver también 2 Reyes 21:1; 24:8, 18; etc.).

Si se hubiera incurrido en omisiones similares a las que parece haber en 1 Samuel 13:1 en un texto de la misma naturaleza como 2 Reyes 21:1, leeríamos: "De ... años era Manasés cuando comenzó a reinar, y reinó en Jerusalén ... y cinco años".

Los dos pasajes son idénticos en su construcción básica. La inserción de una cifra para la edad de Saúl cuando llegó a ser rey y otra para la duración de su reinado haría la declaración paralela con las declaraciones correspondientes a David y a otros reyes. "Tenía Saúl, cuando alcanzó el reino, ... años, y reinó sobre Israel... y dos años" (BC). En el texto original la palabra "... dos" podría haber sido "cuarenta" (Hechos 13:21*).

El texto hebreo de 1 Samuel 13:1 tal como está ahora implica que originalmente constituyó una declaración de la edad de Saúl y de la duración desu reinado. Si no es así, entonces Saúl es el único rey hebreo del cual no sehace una declaración tal en el AT.

De acuerdo con otra explicación, 1 Samuel 13:1 debería entenderse: "Saúl reinó un año; y reinó dos años sobre Israel". Es decir, había completado el primer año de su reinado y estaba en el segundo año cuando ocurrieron los acontecimientos de este capítulo.

Sin embargo, debe admitirse que interpretar el hebreo de 1 Samuel 13:1 como para que signifique que los acontecimientos del cap. 13 ocurrieron en el segundo año de Saúl es antinatural, y constituye una construcción sin ningún caso paralelo exacto en el registro bíblico de los reyes.

El pasaje podría entenderse como que significa razonablemente que Saúl intentó someter a los filisteos en su segundo año, aunque el primer ataque verdadero - el de Jonatán, aquí registrado - ocurrió algún tiempo después. Así entendido, hay armonía con la traducción y la primera interpretación aquí mencionada para 1 Samuel 13:1.

Pero no importa cuál sea la traducción o interpretación que se dé a este pasaje, todavía quedamos perplejos en cuanto a lo que decía el texto original. Sin embargo, en éste como en otros casos de textos difíciles y oscuros, no está implicada ninguna cuestión de doctrina y, por lo tanto, de salvación.

------------------------------

* "Luego pidieron rey, y Dios les dio a Saúl hijo de Cis, varón de la tribu de Benjamín, por cuarenta años" (Hechos 13:21).

Cuarenta años.
En el AT no se da la duración del reinado de Saúl, pero Isboset, hijo menor de Saúl (ver abajo com. 1 Crón. 8:33), tenía 40 años cuando murió Saúl (2 Sam. 2: 10),y éste era joven cuando lo eligieron rey (1 Sam. 9: 2). Josefo (Antigüedades vi. 14. 9) dice que Saúl reinó 18 años antes de la muerte de Samuel y 22 años después de ese momento, lo que concordaría con la afirmación de Pablo.

-------------------------

"Ner engendró a Cis, Cis engendró a Saúl, y Saúl engendró a Jonatán, Malquisúa, Abinadab y Es-baal" (1 Crónicas 8:33)

Es-baal.
El uso del nombre "Baal" en Es-baal y en Merib-baal, el hijo de Jonatán (vers.34), no indica necesariamente que Saúl se inclinara al culto del dios Baal. El Heb. ba'al sencillamente significa "dueño", "patrón", "señor". Sin embargo, después de que la palabra se relacionó estrechamente con el dios Baal, parece que no fue más usada para dar nombres a sus hijos por los hebreos que eran fieles a Jehová. El cambio de Es-baal (literalmente, "hombre de Baal") a Is-boset (literalmente, "hombre de vergüenza") y posiblemente también de Merib-baal (1 Crón. 9: 40) a Mefi-boset (ver 2 Sam. 2:8; ver también 2 Sam. 4: 4; 9: 6) quizá fue una sustitución deliberada para eliminar la implicación de idolatría. El pueblo hebreo acostumbraba hacer adaptaciones de ese tipo en los nombres para expresar sus sentimientos.