8.06. El reinado de David

No existe duda alguna en cuanto a la duración del reinado de David.

"Era David de treinta años cuando comenzó a reinar, y reinó cuarenta años. En Hebrón reinó sobre Judá siete años y seis meses, y en Jerusalén reinó treinta y tres años sobre todo Israel y Judá" (2 Samuel5: 4, 5).

Es evidente que aquí no se trata de 40 como de un número aproximado, porque es la suma de 7 y de 33, y hay mención real de un acontecimiento fechado en el 40.º año de David:

"De los hebronitas, Jerías era el jefe de los hebronitas repartidos en sus linajes por sus familias. En el año cuarenta del reinado de David se registraron, y fueron hallados entre ellos hombres fuertes y vigorosos en Jazer de Galaad" (1 Crónicas 26: 31).

Los seis meses adicionales (2 Samuel 5: 4, 5) no presentan problema. Es posible que el reinado total de David, desde que fue constituido como rey en Hebrón, hasta su muerte, hubiese sido exactamente de 40 años y 6 meses. Sin embargo, no es necesario suponer esto, puesto que la costumbre entre los antiguos era de contar los años de reinado por años de calendario. Si un rey moría durante su 40.º año de calendario, se decía que había reinado 40 años, como se explicará posteriormente.

Es más probable que los seis meses hubiesen sido un lapso inicial: "el comienzo de su reinado", o su año de ascensión, el intervalo entre la fecha de su inauguración como rey y el siguiente día de año nuevo, cuando comenzaría su "año primero". (Más adelante se explicará este método de computar los años de un reinado).

Si los filisteos salieron contra Saúl en la llanura de Jezreel "en el tiempo que suelen los reyes salir a la guerra" (1 Crónicas 20: 1), la muerte de Saúl, seguida de la ascensión de David al trono en Hebrón, habría ocurrido en la primavera [del hemisferio norte], y el primer año de su reinado habría comenzado a computarse seis meses más tarde, al comienzo del año en el otoño.