3.04. Partes y todos

Los escritores de la Biblia a veces usan otro tipo de expresión característicamente oriental: dan el nombre de la parte a todo el período, queriendo decir en realidad la última parte de un período que ya ha comenzado.

Por ejemplo, en Cades los israelitas fueron condenados a vagar 40 años por el desierto (Núm. 14: 33), es decir el resto de ese período, contado desde la salida de Egipto. En realidad, esto fue en el 2º año y sólo les quedaban 38 años desde Cades hasta la etapa final de la peregrinación (Deut. 2:14).

Los 430 años de permanencia de "los hijos de Israel" (Exo. 12:40) - incluyendo el tiempo de Abrahán, mucho antes de que hubiera ningún hijo de Israel - a veces es presentado como un ejemplo de esta forma de cómputo.

Por lo general, los orientales se preocupan menos por un tiempo exacto que los occidentales. Prefieren referirse a un lapso en forma aproximada y en números redondos. El lector de la Biblia necesita recordar esto. Pero el Antiguo Testamento es mucho más específico cuando se refiere al tiempo que cualquier otro documento de literatura antigua.

Una forma de expresarse diferente aparece dos veces en la genealogía de los patriarcas: en un año determinado se menciona el nacimiento de tres hijos. Una comparación de textos muestra que sólo uno de los hijos había nacido entonces y en ninguno de esos casos el mayor fue nombrado primero.

"Y siendo Noé de quinientos años, engendró a Sem, a Cam y a Jafet" (Génesis 5:32).

Por el orden de los nombres de los hijos de Noé presentados aquí y en otros lugares, podría deducirse que Sem era el mayor y Jafet el menor de los tres hijos de Noé.

Que esto es incorrecto se puede ver comparando este texto con otros. Los hijos de Noé no eran trillizos (Génesis 9:24; 10:21).

De acuerdo con el cap. 9:24, Cam era el menor de los hermanos. Además el pasaje del cap. 10:21 se refiere a Sem o a Jafet como el "hermano mayor" de los dos, aunque la ambigua construcción gramatical hebrea no aclara cuál de los dos era mayor.

Por el pasaje del cap. 11:10, sabemos que Sem tenía 100 años, dos años después del diluvio, cuando su padre debe haber tenido unos 602 años de edad; la edad de Noé cuando nació Sem debe pues haber sido de 502 años: no 500 como podría ingerirse por el pasaje del cap. 5:32.

Pero uno de los tres, el mayor, nació en el año 500 de Noé (cap. 5:32).

Estos textos nos llevan a la conclusión de que en realidad Jafet era el hijo mayor de Noé, habiendo nacido cuando su padre tenía 500 años y que Sem y Cam lo seguían en ese orden. Por lo tanto, la última parte del pasaje (cap. 5:32) sería más exacta si dijera: "y Noé engendró a Jafet, a Sem y a Cam".

Se menciona a Sem como el primero de los tres hijos debido a su importancia como progenitor del linaje postdiluviano del cual saldría el pueblo elegido de Dios, junto con la simiente prometida. Luego se menciona a Cam como el antepasado de las razas con las cuales los lectores del AT del tiempo de Moisés y posteriores, tuvieron una relación mucho mayor que con los descendientes de Jafet, quienes habitaron regiones más remotas.

Se repite el mismo principio en el caso de Abrahán donde él, el menor de los hijos de Taré, es, mencionado primero debido a su importancia mayor para las personas para quienes se escribió el relato:

"Taré vivió setenta años, y engendró a Abram, a Nacor y a Harán" (Génesis 11:26)

Este texto parece implicar que Abram, Nacor y Harán eran trillizos, nacidos cuando su padre Taré tenía 70 años. Que eso no fue así, es evidente por las siguientes consideraciones. Taré murió en Harán a la edad de 205 años (cap.11:32).

Abram fue a Canaán a la edad de 75 años (cap. 12:4). Abram fue invitado a dejar Harán después de la muerte de su padre, como se declara explícitamente en Hechos 7:4.

De modo que Abram no puede haber tenido más de 75 años cuando murió su padre, y Taré tenía por lo menos 130 años cuando nació Abram.

Por lo tanto, el pasaje del cap. 11:26 significa que Taré comenzóa engendrar hijos cuando tenía 70 años. Abram, el menor de los tres hijos, es mencionado primero, repito, debido a su importancia como progenitor de los hebreos. Aunque no es seguro cuál de los otros dos hijos de Taré - Nacor o Harán - era el mayor, el hecho de que Nacor se casara con la hija de Harán (cap. 11:29) puede indicar que Harán era mayor que Nacor.