8.08. El cómputo de los años del reinado de Salomón

El cómputo de los años del reinado de Salomón proporciona una importante indicación de que se calculaban los años de reinado a partir del otoño, al menos en la época de ese rey.

En el blog "El calendario hebreo" se explica que el año tenía dos comienzos: el año religioso empezaba en la primavera [hemisferio norte], el 1.º de Abib (Nisán); el año civil se iniciaba en el otoño [hemisferio norte], el 1er. día de Etanim (Tishri).*

Puesto que la numeración de los meses siempre comenzaba en primavera, el año civil que corría de otoño a otoño comenzaba con el 7.º mes: se contaban primero los meses del 7.º al 12.º, y luego del 1.º al 6.º. Así el primer mes venía después de la mitad del año civil.

El templo comenzó a construirse en el 2.º mes del 4.º año de Salomón y fue concluido en el 8.º mes del 11º año (1 Reyes 6: 1, 37, 38). En vista de la bien confirmada costumbre antigua de calcular el tiempo según el cómputo inclusivo, parece sorprendente que un intervalo entre el 4.º y el 11.º años no se considerara como de 8 años.

Pero, puesto que se proporcionan las fechas del comienzo y del fin del período, debe suponerse que el cómputo no fue hecho de acuerdo con los años de reinado, sino tomando en cuenta años aniversarios, es decir, computados desde la fecha del acontecimiento que marcó el comienzo: el 2.º día del 2.º mes.

Si los 7 años son computados por el método inclusivo desde el 2.º mes del 4.º año del reinado, la terminación del templo tuvo lugar en el 11.º año del reinado si los años se cuentan desde el otoño; pero no, si comienzan en la primavera. Esto se ha considerado como evidencia de que los años de reinado de Salomón se computaron a partir de lotoño, probablemente desde el 1er. día de Tishri.
--------------------------
* Para no confundir al lector con esta doble nomenclatura, en adelante se usarán los nombres postexílicos, más familiares (y aún usados): Nisán para el primer mes, Tishri para el séptimo, etc., aunque se reconoce que esos nombres no fueron usados hasta después de haber concluído el periodo de los reyes.